Marisa Sefra y su serie Crónicas de aquello

Tras más de quince años en el mundo audiovisual, Marisa Sefra (Valencia, 1977) decide saltar sin red al mundo de las letras. Se gradúa en Lengua y Literatura Españolas por la UNED, realiza varios cursos de escritura creativa y gana un premio literario de narrativa breve.

En 2021 publica su primera novela, «El final que nos merecemos», un viaje a los años noventa de la mano de un grupo de veinteañeros con las inquietudes, los deseos y los errores propios de esa edad.

Actualmente se encuentra escribiendo nuevas historias que forman parte de la misma serie y que tienen como protagonistas a los personajes secundarios más queridos por los lectores de estas dos primeras entregas.

Las novelas que componen esta serie son:

  • El final que nos merecemos y El principio que nos debíamos
  • El viaje de Loui
  • El drama que no vi venir
  • La crisis de nuestra puta vida

El final que nos merecemos y El principio que nos debíamos

GRETA: Marc, me dicen que tenemos que contar de qué va esta historia.
MARC: Pero si ya lo hemos contado todo, ¿qué más quieren saber? Que lo lean, así sabrán de qué va… O que no lo lean, me da igual, nena.
GRETA: Hay que hacer como un resumen… Y no me llames «nena», joder.
MARC: Pues cogemos algo de lo que ya hemos contado… ¿Lo de la absenta?
GRETA: Lo de la absenta no es un buen resumen. Puta absenta. Además, parecería que siempre estábamos de juerga…
MARC: Es que casi siempre estábamos de juerga, pero vale, lo de la absenta no… ¿Lo del armario?
GRETA: Demasiado spoiler. ¿Le preguntamos a Loui a ver si a él se le ocurre algo?
MARC: Paso, que es muy moñas y lo contará como si solo fuera una historia de amor… Y contamos muchas más cosas aparte del amorcito… Mejor a Chus, que lo venderá como algo divertido.
GRETA: ¿A Chus? A Chus no le preguntes nada, que irá muy fumado.
MARC: Pues a Samu paso de preguntarle, que lo contará como algo guarro… Se nos acaban las opciones…
GRETA: Pues lo que yo decía: lo tenemos que contar nosotros.
MARC: Pero si ya lo hemos contado todo… Yo he contado lo de la absenta, lo del armario, lo de Nochevieja… ¿Tú qué has contado?
GRETA: Un montón de cosas: lo de la mística, lo de Tato, lo de la azotea, lo de la cabaña…
MARC: Pues ya está todo dicho, ¿qué más quieren?
GRETA: Una sinopsis, como un resumen muy breve…
MARC: Estábamos a finales de los noventa, teníamos diecinueve años y éramos un par de gilipollas. Ahí tienes tu resumen.

Aunque la trama se centra en Marc y Greta y la conexión tan especial que comparten, también podemos disfrutar de un grupo de amigos de lo más variopinto.

Nuestra pareja ha crecido bajo el mismo techo debido a que sus madres trabajan juntas y han sido amigas íntimas desde que ellos eran pequeños.

Aunque en un principio Marc puede parecer un tanto arrogante y en ocasiones insensible, a medida que avanzan las páginas descubrimos que detrás de esa fachada de indiferencia se esconde un corazoncito. Greta es una chica fuerte y decidida que parece tener las cosas muy claras, pero en un determinado momento se pierde y necesita redescubrirse.

En la primera parte de la biología nuestros protagonistas son muy jóvenes y experimentan vivencias divertidas y alocadas acordes a su edad. En la segunda entrega, observamos su evolución y madurez, sin que eso signifique que pierdan su esencia. También introduce nuevos personajes de vital importancia como Gina y Piero, y en especial es Gina quien adquiere un gran protagonismo y nos ofrece grandes momentos.

Ambas novelas presentan un estilo ágil y adictivo que te lleva a devorarlas en tiempo récord. He disfrutado de esta historia de principio a fin.

El viaje de Loui

LOUI: «Esta es la historia del verano que cambió mi vida».
GRETA: Buf, no pongas eso de sinopsis, que es muy moñas y muy típico.
LOUI: Pero es la verdad.
GRETA: Eso da igual, pon otra cosa, en serio.
LOUI: ¿Qué pondrías tú?
GRETA: «Esta es la historia de cómo mis dos mejores amigos se liaron entre ellos y pasaron de mí un montón».
LOUI: Va, no seas rencorosa, sabes que no fue así.
GRETA: ¿Cómo que no? Os largasteis de viaje por toda Italia y me dejasteis tiradísima… Te recuerdo que venías a verme a mí y a estar conmigo, por si se te ha olvidado…
LOUI: Y yo te recuerdo que fuiste tú la que dijo que tenía al chico perfecto para mí.
GRETA: Pues perdón por acertar, pero, con lo paradito que eres tú, pensé que el intensito te intimidaría un poco y que iríais bastante más despacio.
LOUI: Con lo paradito que era, querrás decir. Sabes que el Loui que llegó a Sicilia no es el mismo que el que se fue de allí cuatro meses después.
GRETA: Pfff ya te estás poniendo intensito tú también. Qué asco dais.

Esta novela nos ofrece la oportunidad de conocerlo en profundidad. Es el propio Loui quien nos relata su historia, que comienza con su visita a Greta, donde se encuentra con una sorpresa: Piero.

No hay duda de que Loui y Piero son dos polos opuestos. Loui es tranquilo, reflexivo, discreto y reservado mientras que Piero es muy intenso, impetuoso, extrovertido y no pasa desapercibido en ningún lugar. A pesar de estas diferencias o precisamente por eso, se completan a la perfección.

Nuestros protagonistas conectan desde que se conocen y, deseando pasar tiempo juntos, deciden emprender un viaje por Italia que resulta revelador, ya que descubren lo mejor y lo peor de cada uno.

En cuanto al contexto temporal, esta novela se sitúa entre el primero y el segundo libro de la biografía. Así que ya teníamos conocimiento de la relación entre Loui y Piero, pero nos faltaban los detalles y aquí podemos empaparnos de ellos.

El drama que no vi venir

A ver cómo hago yo ahora una sinopsis de esta historia… Qué movida, nano, yo qué sé. Supongo que te la podría resumir diciendo que mi novia de toda la vida me acababa de dejar y me tocó lidiar con una amiga perturbada, una compañera de curro inestable, una abuela insoportable, una inquilina insufrible y un perro aparecido de la nada. Si a eso le sumas que Samu era mi nuevo vecino (y que se reproducía a más velocidad que un gremlin bajo el grifo), que yo intentaba dejar de fumar cigarritos aliñados y que no paraba de recibir señales confusas del universo, pues tienes un montón de situaciones absurdas de esas que solo me pasan a mí.

Se me amontonaron los marrones y no estaba preparado. Aunque, bueno, ¿quién puede estarlo para semejante drama? Yo, desde luego, no lo vi venir.

Chus es probablemente el gran descubrimiento de esta serie ya que hasta ahora era del que menos hemos sabido de todo el grupo. No es el más atractivo de los amigos, es un chico normal con inseguridades, pero que a menudo resulta entrañable. Tras la ruptura con su novia después de diez años juntos, aparece Claudia, una antigua y atractiva amiga que ahora es una vecina con la que no sabemos qué ocurrirá. Luego está Carina, la hermana de Piero, con la que se ve obligado a convivir y con la que debido a su fuerte carácter y falta de habilidades sociales los lleva a chocar de forma constante. Se genera una interesante duda por saber quién lo desquiciará más o quien logrará robarle el corazón.

Es una novela con mucho humor, pero también con momentos conmovedores.

La crisis de nuestra puta vida

SAMU: Esta es la historia de cómo Estrella y yo nos enamoramos. Y también la de cómo, catorce años y cuatro hijos después, ella se desenamoró de mí.
ESTRELLA: Samu, cielo, eso no es del todo cierto.
SAMU: Shhhh… Déjame echarle un poco de drama.
ESTRELLA: ¿Más drama? ¿De verdad no has tenido bastante?
SAMU: Contigo nunca tengo bastante de nada. ¿Puedo decir algo sexual o las sinopsis tienen que ser aptas para menores?
ESTRELLA: ¿Te queda algo por decir de ese tema? Mira que lo dudo.
SAMU: Es mi tema preferido, siempre tengo cosas nuevas en mente.
ESTRELLA: Ya lo sé, cielo, pero una sinopsis no me parece el lugar.
SAMU: Vale, pues entonces diré que es una historia sobre el amor a largo plazo, la vida en pareja, el desgaste, la paternidad, las segundas oportunidades y la amistad incondicional.
ESTRELLA: Samu, eso es muy bonito y muy profundo.
SAMU: Para bonita, tú, y para profundo, donde quiero llegar yo.

En esta ocasión Samu y Estela ponen el broche de oro de la serie y junto a Greta y Marc se han convertido en mis parejas preferidas.

Samu es un chico atractivo, encantador, honesto, leal a sus amigos y hombre de una sola mujer. Tiene claro que Estela es la mujer de su vida y que quiere estar con ella para siempre. Pero nadie es perfecto y a veces actúa como un niño grande y no es consciente de algunas realidades. Estela es una mujer atractiva, amable, cariñosa y madura. A pesar de estar muy enamorada de Samu, llega un momento que se siente abrumada por su día a día.

Esta entrega es la más madura de todas, ya que los protagonistas sobrepasan los treinta, llevan catorce años juntos y son padres de cuatro hijos. Esto conlleva a una rutina agotadora, una pérdida de intimidad y cierta insatisfacción. En definitiva, la novela profundiza en su historia de amor desde sus inicios, explora su crisis y cómo cada uno la enfrenta. Además, nos pone al tanto de la vida del resto de miembros de la pandilla, cosa que siempre es de agradecer.

Aunque me da pena no saber más de nuestros chicos, me quedo con un recuerdo estupendo de todos ellos. He disfrutado mucho de todas las lecturas.

Y hasta aquí, mis queridas lectoras…

Espero que esta serie os haya gustado tanto como a mí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad