5 autoras que no me canso de leer

Este mes de octubre ha sido mi cumpleaños y he decidido que el mejor regalo que me podía hacer a mí misma era elegir cinco novelas de cinco autoras que nunca me canso de leer. Y estas son las novelas seleccionadas:

Cuando no queden más estrellas que contar, de María Martínez

¿Cómo se ignora lo que late en tu interior? ¿Cómo se recupera el rumbo de una vida trazada por una mentira? 

Desde muy pequeña, Maya se ha sacrificado en cuerpo y alma por el ballet. Trabaja como solista en la Compañía Nacional de Danza y los ballets más prestigiosos han puesto sus ojos en ella. Sin embargo, un grave accidente acaba con su futuro prometedor.

El único mundo que Maya conoce se ha derrumbado. Su abuela, que ha guiado cada uno de sus pasos, la culpa por lo sucedido. La ausencia de su madre pesa más que nunca. Y un hallazgo fortuito abrirá una profunda herida. Un viaje inesperado, una chica incompleta y una verdad escondida en una caja de música. A veces, dejar que suceda es todo lo que necesitas.

Decir que me ha gustado esta novela es quedarse corta. Me ha encantado de principio a fin. La historia, los protagonistas, los secundarios, la evolución, los mensajes de vida que aporta, la forma de narrar de la autora, como ha conseguido trasmitir tantos sentimientos, como me han llegado al corazón algunas escenas…

Es un libro que he tenido la oportunidad de escuchado en formato audio y que no podía dejar de escuchar.

Me ha enamorado la sutileza de la historia y como me he quedado atrapada en tantos sentimientos. Lo que me ha hecho sentir lo podría comparar con esa lluvia fina que cae, que es tan fina que no te das cuenta de que te estás mojando, pero que al final, tras una gota detrás de otra, te deja calada hasta los huesos.

El día que dejó de nevar en Alaska, de Alice Kellen

Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan.

Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad.

Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. La nieve empieza a derretirse. Y todo encaja.

Siempre es un placer leer a Alice Kellen.

Es una historia bonita, como las que acostumbra a ofrecernos Alice. Me ha encantado la protagonista, Heather, tan llena de luces y sombras. A pesar de todas las dificultades vividas, es valiente porque se expone, de nuevo, y lucha por seguir adelante.  Y por supuesto esa relación que tiene con Caos me ha robado el corazón.

Nilak es un chico que se muestra muy hostil, pero que me ha resultado imposible odiar porque, desde el primer momento, la autora deja intuir que hay mucho más bajo esa frialdad inicial. Y no me ha defraudado. Conforme he avanzado en la lectura, he descubierto la verdadera naturaleza de Nilak y todo lo que puede ofrecer.

Ha sido un placer dejarme envolver por la narración que me ha permitido disfrutar de la evolución de los protagonistas, de la calidad de los personajes secundarios y de las experiencias que comparten todos ellos en un entorno acogedor que se contrapone con el frío del lugar.

Los saltos de Sara: la historia completa, de Susanna Herrero

Sara Summers sabe muchas cosas, demasiadas, en opinión de su hermano Daniel. No hay nada que se le resista, académicamente hablando. Sin embargo, aún tiene mucho que aprender sobre la amistad, la familia y el amor. Y lo hará, siendo tan solo una niña, casi desde el primer instante en que pise el suelo del internado donde va a comenzar la aventura de su vida.
Oliver Aston también sabe muchas cosas, casi las mismas que Sara. Pero no le gustan las personas. No le gusta Sara. Porque Sara es una persona. Razonamiento sencillo, ¿verdad? Ya, claro.
Adam Wallace no sabe casi nada de nada, pero tiene mucho que enseñar. Adam será el rockero perdonavidas de esta historia.
Los tres formarán una hermandad inquebrantable que va más allá de la ternura, la lealtad y el humor.
Y luego está Will. William Von Kleist. A él le tocará la parte del amor. Pero la línea entre la amistad y el amor es muy delgada. Tan delgada que, en ocasiones, incluso desaparece. Que se lo digan a Sara. O a Oliver. O a Adam. O a Will.
Bienvenidos al universo Sara Summers.

Este libro es una recopilación de la historia completa de Sara Summers que incluye los títulos: Los saltos de Sara, Las caídas de Sara, Las decisiones de Sara y Simplemente Sara.

Yo no soy mucho de leer comedias románticas, soy más de drama, que le vamos a hacer, soy una dramaqueen. Pero eso no sirve cuando se trata de Susanna Herrero ya que consigue que quiera leer todo lo que escribe. Tiene un don para combinar el drama con la comedia, y es que consigue que me ría como pocas lo consiguen.

En el caso de Los saltos de Sara: la historia completa, como en todas sus novelas, crea unos protagonistas y secundarios que adoras de principio a fin. Creo que nunca un trío me ha gustado tanto como el que componen Sara, Oliver y Adam. Sara es impulsiva y auténtica, Oliver es tan especial que adoro hasta sus rarezas y Adam es lo más. Es único.

Lo que hay entre ellos no es lo habitual, es decir que los dos chicos estén interesados en una misma chica. No es eso, entre ellos hay algo mucho más especial.

El inicio del libro, el que pertenece a Los saltos de Sara me ha resultado un poco más flojo que el resto, creo que es porque todavía son muy jóvenes. El resto lo he devorado. He disfrutado de todas las aventuras y desventuras que se narran.

En definitiva en esta novela puedes encontrar amor, amistad, risas y emoción. Creo que no se le puede pedir más a una lectura.

Como yo te veo, de Abril Camino

Holly ya no cree en el amor. Tyler ha renunciado al sexo.
Una amistad especial parece el arreglo ideal para ellos.
Solo que… de repente, ya no es suficiente.

¿Qué es más difícil? ¿Dejar atrás una inseguridad que no te deja avanzar o contar un secreto que jamás creíste que desvelarías?

Tyler y Holly tendrán que descubrirlo. Juntos. Como todo.

Este es un libro que he escuchado en audiolibro. Ya sabéis que soy fan (pon un audiolibro en tu vida) y a pesar de ser del 2017, lo he descubierto recientemente.

Es una historia original que he disfrutado. Dos protagonistas que arrastran un pasado y que cada uno lleva a su manera. Me ha gustado el misterio que mantiene, hasta el final, sobre la razón por la que Tyler no puede acabar de compartirlo todo con Holly.

Abril me gusta mucho, creo que tiene un gran talento. He elegido este libro porque es el que está más relacionado con la temática del blog. Pero ella escribe más variedad dentro de romántica y hasta ahora, me ha gustado todo lo que leído de ella.

Cada estrella de mi cielo, de Victoria Vílchez

Una amistad, dos corazones heridos y un montón de secretos que pueden cambiarlo todo. Madison y Aiden han sido amigos desde siempre. De niños compartían juguetes, y más tarde, al crecer, los cambiaron por estrellas. Pero Aiden esconde secretos y, cuando un día desaparece de Roadhill sin siquiera despedirse, Madison se esfuerza para no creer ninguno de los rumores que corren por el pueblo.

Tras casi dos años de ausencia, Aiden reaparece y Madison no puede creerse que esté de nuevo allí. Sin embargo, no parece quedar nada del chico que ella conocía; ya no hay sonrisas, estrellas ni nada de la complicidad que compartían tiempo atrás. En su lugar, mantiene las distancias, luce varios tatuajes y una mueca que nada tiene que ver con la sonrisa repleta de hoyuelos que ella recordaba; y no ayuda demasiado que de repente parezca más alto y muchísimo más atractivo. Además, Madison tampoco es la misma chica que solía ser. Ahora también ella guarda un terrible secreto. En la vida de Aiden solo ha habido una constante: Madison Harper, su vecina y mejor amiga.

Tras pasar una temporada alejado de ella, se ve obligado a regresar a Roadhill. Y a pesar de sus intenciones, mantenerse al margen de todo lo relacionado con su antigua vida va a ser mucho más difícil de lo que esperaba.

A veces, lo único que deseas es que alguien te abrace tan fuerte como para recomponer los pedazos que quedan de ti. Que nada haya cambiado aunque todo sea diferente. Y, sobre todo, que las estrellas vuelvan a brillar con tanta intensidad que por fin todo deje de doler.

Me gustan mucho las novelas de Victoria, pero tengo que confesar que esta no me ha gustado tanto como otras. Quizás es que tenía demasiadas expectativas puestas en esta obra por tratar la friendzone.  

En un inicio, me parecía que los protagonistas tenían potencial: jóvenes, vecinos y mejores amigos, pero no sé por qué motivo no han acabado de convencerme. A pesar de tratar temas interesantes, me ha resultado una lectura demasiado lineal y predecible. Aun así siempre es un placer leer a Victoria.

Y hasta aquí mis queridas lectoras.

Continuará… en noviembre 😊

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad